Animales
 Notas y artículos
 Películas
 Libros y publicaciones
 Productos recomendados
 Enfermedades
 Encuestas
 Sugerir un nombre
 Consejos
 Newsletters
 Galeria de fotos
 Nuestros fans en la web
 Criaderos
 Links recomendados
 Animales S.O.S.
 La columna de Ana
 
 
 
La columna de Ana
Mis enfermedades

Hoy les voy a hablar de mis dolencias... las físicas. De las otras, me ocuparé en otro momento.


Nota completa

De tal Palo, Otra Astilla: La Hija de Pavlov, Amores Perros

A los 60 años, Valentina Yermakova descubrió por qué le desaparecían las mascotas en la infancia: su padre las usaba para experimentos científicos.

Hoy, a los 80, tiene un hogar para perros, gatos y aves enfermas. La curiosa familia del creador del conductismo y la teoría de los reflejos condicionados.

Valentina Yermakova era una actriz de moderado éxito en las pantallas de cine rusas y de toda la Unión Soviética. Tenía su propio piso en el centro de Leningrado (hoy San Petesburgo) y estaba atravesando su segundo matrimonio cuando, a mitad de la década del 80, su madre agonizante le confesó el secreto de su origen.

Así fue como, a los 60 años, Yermakova se enteró de que su padre había sido el famoso fisiólogo ruso Iván Petrovich Pavlov, descubridor de los reflejos condicionados y padre del conductismo.

De pronto, la actriz comprendió la verdadera razón por la que, en su infancia, los numerosos perros que vivían en el hogar materno desaparecían continuamente: sus mascotas rotativas no eran otra cosa que sujetos experimentales de su padre y sus seguidores.

Al poco tiempo, Yermakova decidió comenzar una nueva vida, atendiendo y protegiendo animales para purgar la crueldad de su padre hacia los perros de su infancia.

Así fue que, llevada por la culpa o un sentido muy particular de responsabilidad heredada, vendió su piso, abandonó su carrera y a su marido y se mudó a una humilde chacra a 40 kilómetros de su hogar, en el poblado de Kirovets, donde se dedicó a rescatar y cuidar animales abandonados, heridos o mutilados.

Pavlov conoció a la madre de Yermakova en 1927, mientras investigaba la hipótesis de los reflejos condicionados en perros y otros animales.

Ella, de 19 años, era su nueva ayudante de laboratorio. No tardaron en enamorarse, aunque él fuera 58 años mayor, y se fueron a vivir juntos.

En 1933 nació Valentina; tres años más tarde moriría Pavlov por causas rodeadas de un halo de misterio en medio de las purgas estalinistas. El científico siempre rechazó de plano afiliarse al Partido Comunista, algo que otorga peso a las teorías que hablan de envenenamiento.

Yermakova creció y se dedicó a la actuación, ignorando por completo la identidad de su padre.

Hoy, una Valentina octogenaria deshace la herencia kármica de su padre, cuidando y dando todo por unos animales en los que su progenitor no veía más que oportunidades para probar sus teorías.

En su pequeña propiedad de la campiña rusa atiende a cerca de sesenta perros, cuarenta gatos y aproximadamente una veintena de pájaros y aves de corral.

Casi todos estos animales son minusválidos o padecen alguna enfermedad, por lo que es casi imposible encontrarles un nuevo hogar. Y la gente de los alrededores le lleva constantemente nuevos "huéspedes", ya que su fama se ha extendido en el correr de los últimos veinte años.

Para alimentarlos y cuidar de ellos cuenta con la ayuda de un vecino y varios voluntarios, que viajan desde San Petesburgo todas las semanas con comida y medicamentos que consiguen para ella.

Pero es cada vez más difícil atender el número creciente de animales de la granja, que coincidentemente tienen cada vez menos lugar. Y la anciana Yermakova se pregunta qué será de ellos cuando ella, que abandonó a su esposo, su carrera y su hogar para cuidarlos, ya no esté.

Quizás, así como su padre dio paso a los conductistas, algo sobreviva de las buenas intenciones de su hija.

Los Reflejos de Pavlov

Pavlov es famoso por sus experimentos con perros. Esto le permitió probar su idea de condicionamiento y otros estudios sobre las áreas de aprendizaje, que dieron lugar a la escuela conductista.

Su descubrimiento más conocido es la experiencia sobre los reflejos condicionados: Pavlov notó que la salivación de los perros se activa cuando esperan recibir comida.

Los entrenó tocando una campana cada vez que les daría de comer. Los perros entrenados salivaban con tan sólo escuchar la campana, aunque no se les llevara de comer.

Se había generado en ellos el reflejo de que el sonido de la campana significaba alimento.

Pavlov buscó una forma fisiológica de entender el fenómeno: Para probar que era neurológico, cortó en algunos perros entrenados el nervio vago, que comunica el estómago con el cerebro.

El resultado fue que, a pesar de escuchar la campana (e incluso tener el plato de comida enfrente), el estómago del animal no se daba por enterado.

Estos estudios influyeron en la escuela psicológica conductista, que analiza la relación entre la conducta del individuo y los estímulos, el ambiente y otros fenómenos.

Cuestión de Conducta

La escuela conductista de psicología abandonó gradualmente la postura fisiológica de Pavlov para abarcar estímulos de todo tipo, yendo más allá de lo neuronal para cubrir lo social, cultural y emocional. Su análisis se basa en lo que el sujeto externaliza: su comportamiento.

Así, la variante más materialista de esta escuela se opone al psicoanálisis, y rechaza la existencia misma del inconsciente.

B. F. Skinner, sin embargo, reformuló el conductismo aceptando como objetos de análisis válidos los sentimientos, el estado emocional, el lenguaje y la introspección: desde ahora, todo lo que él organismo hace (pensar, hablar, hacer) es conducta y, por lo tanto, analizable.

Este nuevo desarrollo redujo la importancia del componente biológico, llevándolo al mismo nivel que la conducta y la cultura del individuo analizado, y la relación de estas variables con el ambiente.

Una rama del conductismo moderno desarrolló explicaciones conductistas para el comportamiento económico.

 




Razas
Chow Chow
Origen: China
Macho: De 20 a 25 Kg.
Hembra: De 18 a 20 Kg.

Mastín Napolitano
Origen: Italia
Macho: De 60 a 70 Kg.
Hembra: De 50 a 60 Kg.

Boerboel
Origen: Africa del Sur
Macho: De 70 a 90 Kg.
Hembra: De 70 a 90 Kg.


Ver todas
La encuesta del mes
¿Porqué la gente elige comprar alimento balanceado para su mascota?
Por comodidad
Por salud
Por economia
Por consejo del veterinario
otros
Votar
Ver resultados
Ver otras encuestas

Newsletter
¿querés recibir nuestro newsletter mensualmente?
Ver news Mas info