Animales
 Notas y artículos
 Películas
 Libros y publicaciones
 Productos recomendados
 Enfermedades
 Encuestas
 Sugerir un nombre
 Consejos
 Newsletters
 Galeria de fotos
 Nuestros fans en la web
 Criaderos
 Links recomendados
 Animales S.O.S.
 La columna de Ana
 
 
 
La columna de Ana
Mis paseos
A ver…¿Quién sale a pasear, vos o yo?

 


Nota completa

Un Bebe está por Llegar

¿Cómo reaccionará el perro? ¿Qué hacer con él?

La familia se agranda… El embarazo ya es una realidad y en pocos meses un nuevo integrante de la familia hará las delicias de todos. ¿De todos, realmente?

El perro…Tal vez resabio de la soltería de alguno de los miembros de la pareja. Quizás esponja de los instintos materno y paterno de los esposos, mientras encargaban el futuro crío.

Ese perro, que hasta diagnosticó con precisión la llegada del bebé, que llenó y aún llena horas enteras de nuestros afectos, ¿Aceptará la nueva compañía? ¿Comprenderá que ese gordito bajito y pelado es  un nuevo miembro de la familia? ¿Se pondrá celoso? ¿Tendrá alguna actitud agresiva? ¿Cómo actuar?

Lo primera será plantear es cuanto sabemos del carácter de nuestro perro pues es posible, mas bien seguro, que la llegada del nuevo integrante no pasará desapercibida para nuestro perro.

Si nuestro perro ocupa el lugar jerárquico que debe ocupar en la “jauría-familia” seguro no tendremos problema , si no es así, mejor que pongamos atención:

Esperando al bebé

Es conveniente hacer un ejercicio de imaginación y actuar antes de la llegada del nuevo integrante como si ya estuviera con nosotros.

La pareja ya sabe que la familia se agrandará es entonces ahora cuando tal vez haya que cambiar algunos hábitos relacionados con la vida de nuestra mascota.

Si duerme en el dormitorio lenta pero inexorablemente comenzará a dormir en su cucha armada en otro lugar de la casa. El lugar será limpio, cálido y tranquilo pero nunca el dormitorio o sus cercanías.

El territorio lo compartimos. La cueva es sólo para los alfa.

Libre acceso a la panza para el perro, con las precauciones operativas del caso. Recordemos que escucha al bebé y lo puede oler a través de la panza de la mamá.

Si lo conoce y lo reconoce anticipadamente todo será mejor.

Es más que interesante que sometamos, a nuestro perro, si no lo hemos hecho aún, a un breve pero efectivo curso de disciplina, ya sea con adiestrador o a nuestro cargo.

La intención debe estar dirigida sobre todo hacia la atenuación de la agresividad, en especial en relación a su comida.

Llegó la hora de las presentaciones

Con el perro y la situación debidamente controlada, no se le debe ocultar al bebé en ninguna circunstancia.

Las presentaciones de rigor permitirán que el perro huela, husmee al bebé e incluso lo lama, estando absolutamente seguros del estado sanitario de nuestra mascota.

Le mostraremos su cuna, su ropa y sus enseres.

Ese primer contacto debe ser agradable, tranquilo y más aún placentero.

Resultará necesario premiar ostensible y concretamente el buen comportamiento del animal.

El perro debe conocer claramente el olor del bebe a través de su ropa, de sus  pañales o de todos sus objetos para poder  ubicarlo sin lugar  a dudas dentro de la “jauría-familia”.

Todo comportamiento positivo hacia el bebé debe ser tan  claramente premiado como lo indeseable castigado.
Sin violencia, sin pegarle, pero con el rigor en la orden.

El bebé un miembro alfa chiquito que debe esperar su jerarquía

El animal debe participar de todos los momentos en el que el bebé sea el centro de la actividad familiar.

Es probable que el perro apoye su cabeza sobre la del bebé. De esa forma lo está ubicando en jerarquía por debajo de él.

Cualquier actitud indeseable debe ser firmemente reprendida, manteniendo a las claras el control sobre el animal.

Aumento progresivo del rango del niño

Siempre bajo nuestra atenta mirada, el niño que irá creciendo, lenta pero inexorablemente irá ocupando su lugar en la jauría  a través de los episodios del juego, de la comida, el cepillado, etc.

Al comenzar a hablar aprovecharemos para que sea él quien le ordene que se siente, se tumbe, etc.

El perro deberá soltar cualquier cosa que tenga a la orden del niño ejercicio que realizaremos siempre supervisado por nosotros.

Ser padres es la concreción de uno de las metas más importantes de la vida, si amamos a nuestro perro y logramos conjugar efectivamente su convivencia con el nuevo integrante de la familia,  la experiencia será doblemente gratificante y enriquecedora.

 




Razas
Labrador Retriever
Origen: Reino Unido
Macho: De 25 a 30 Kg.
Hembra: De 25 a 30 Kg.

Perro sin Pelo de Perú
Origen: Perú
Macho: Según variedad de 8 a 25 Kg.
Hembra: Según variedad de 8 a 25 Kg.

Schnauzer Estándar
Origen: Alemania
Macho: De 14 a 20 kg.
Hembra: De 14 a 20 kg.


Ver todas
La encuesta del mes
¿Qué animal cree Ud. Que es conveniente para acompañar a una persona mayor?
Perro
Gato
Otro
Pajaro
Votar
Ver resultados
Ver otras encuestas

Newsletter
¿querés recibir nuestro newsletter mensualmente?
Ver news Mas info